18/9/14

Marcha LUMBRERAS - ALDEANUEVA DE CAMEROS







Clicar sobre la foto





Comentario del recorrido. Agosto 2014
Llegó el día 11 de Agosto y a las 9,30 de la mañana nos reunimos en las antiguas Escuelas de Lumbreras para la tradicional Marcha Popular, que este año es hasta Aldeanueva de Cameros.
El recorrido de unos 15 kilómetros nos permitió a los 14 que íbamos disfrutar de un buen día con una temperatura agradable.
Salimos por el Camino que sube a Santiago para adentrarnos seguidamente en la Dehesa de Las Matas, por la portilla. Continuamos por el interior de esta Dehesa y una vez cruzada salimos al Monte de La Pineda, en principio con menos arbolado de roble y con algunas praderas, en otros tiempos tierra cultivable. Pronto divisamos a la izquierda y en el valle a la aldea de El Horcajo. Todos juntos gritamos desde lo alto ¡Gonzalo!, ¡Gonzalo!, por si estaba en el pueblo y nos invitaba a tomar algo, pero al parecer no nos oyó ya que no lo vimos, ni nos contestó.
A continuación entramos en un pinar hasta llegar al camino que cruza Los Lapazares, donde los puestos para cazar palomas eran habituales a lo largo del camino.
Pero llegó el momento de hacer “un alto en el camino”, y nunca mejor dicho, porque teníamos que además de descansar un poco, almorzar. Después de saborear el chorizo y salchichón de Jesús y Alberto y alguna que otra cosa más, en mi caso, continuamos la marcha en dirección al “Monte Horquín”. No obstante pronto giraríamos hacia la izquierda para no variar nuestro destino.
Un cartel de “peligro abejas” nos haría entrar en alerta, pero como estaban un poco apartadas, pronto las dejamos atrás.
No obstante un kilómetro más delante, de improviso vimos, que a los dos lados del camino, y sin cartel anunciador nos habíamos introducido en medio de un colmenar a ambos lados y sin cartel anunciador. El zumbido de las abejas alrededor de nosotros, al colocarnos en su paso hizo, que unos cuantos empezaran a sacudirse y acelerar para evitar las picaduras. El perro que nos acompañaba era el que más inquieto y vueltas daba. Por ello, unos cuantos sufrieron los aguijones, al principio con un cierto dolor, y también pena por no haber traído alguna medicina contra las picaduras.
Un poco de barro de una zona húmeda y un poco más en el arroyo de LaHoyuela fue el “bálsamo” utilizado para aminorar la molestia que a algunos había incomodado.
Después de este pequeño percance llegamos al camino que se dirigía desde El Horcajo a “La Aldea” y después de hacernos una foto en la “Peña del Cura” (una roca grande con una pequeña cueva) poco a poco nos fuimos acercando a un puente de madera que cruza el barranco un poco antes de llegar a la Ermita de Santa Ana, ya el la población de Aldeanueva.
Los que vinieron en coche desde Lumbreras nos estaban esperando, algunos en la Ermita de Santa Ana, otros en el puente y alguno en el bar (antigua escuela) por si queríamos calmar la sed.
Una comida compartida, una sobremesa risueña y cantarina, además de una visita para ver unas cabezas de ciervos con cuernos entrecruzados pusieron fin a esta marcha del verano 2014. Unos cuantos que todavía tenían fuerzas, volvieron caminando atajando algo por El Horcajo.