20/9/11

Marcha Lumbreras-Gallinero de Cameros





Recorrido



El día 10 de Agosto nos reunimos en el centro del pueblo de Lumbreras para hacer esta tradicional marcha desde hace muchos años, y en esta ocasión dirigirnos a Gallinero.
El itinerario había sido pensado entre Benjamín, Alberto y Jesús, que fueron los encargados de conducirnos “a buen puerto”.
Salimos por Santiago para coger el camino que por la Dehesa Las Matas, nos conduce hasta Los Lapazares. Algo de ganado lanar se oía por los alrededores y unos perros vigilantes nos salieron al encuentro. También unos pequeños cercados con vacas centraron momentáneamente nuestra atención.
A la izquierda, según subíamos, veíamos el valle por el que discurre la carretera desde Lumbreras hasta El Horcajo (ver Web El Horcajo). Nos detuvimos un instante para llamar desde lo alto, todos al unísono, a Gonzalo, pero al parecer no nos oyó.
Salimos del Término de Lumbreras y nos adentramos en La Pineda (Ver web La Pineda), con la “Antigua Pineda Labrada” y los pinares plantados un poco pasada la mitad del siglo XX.
Continuamos por un cortafuegos y después de bajadas y subidas con el monte Horquín a lo lejos, llegamos a Los Lapazares, donde pudimos ver los puestos de observación del paso de palomas que utilizan los cazadores durante el otoño.
Un almuerzo en esta zona sirvió para coger nuevos bríos y continuar con algunas subidas que todavía quedaban para esta segunda parte de la marcha.
Más adelante llegamos a la Cañada Real Soriana Oriental que viene desde Clavijo y se dirige hacia La Tierra de Soria. Llegamos a la Venta Quemada o Venta de Codés, tan famosa a lo largo de la historia (leer una “curiosa historia”) y una nueva subida, posiblemente la más empinada de la mañana, nos situó en el “mojón” divisorio de los términos municipales de Lumbreras, Laguna y Gallinero.
A partir de aquí, primero por entre los pinos y después entre estupendos hayedos, llegamos al Prado Ibarache, en el que un pequeño refugio de montaña sobresalía como única edificación en toda esta zona. Casi a su lado, buscamos el bebedero realizado por el forestal Pipa (nombre que todavía conserva), hace ya bastantes décadas, y lo encontramos; sobresale por el escudo de la guardería forestal que tiene en uno de sus lados (ver web de Gallinero).
A continuación, por una senda primero y por camino forestal después, llegamos hasta el pueblo, entrando por la histórica casa que los González de Tejada construyeron hace varios siglos.
Después de refrescarnos un poco en la fuente, el alcalde  de la localidad de Gallinero, nos cedió un estupendo local para protegernos del calor y estar comiendo a gusto.
Una visita por el pueblo, la iglesia y también el bar puso fin a este día de marcha con un recorrido de unos 17 km.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada