11/9/09

EXCURSIÓN DE LUMBRERAS A LA HOYUELA

LA HOYUELA
La importancia histórica de un enclave hoy irrelevante

Era la mañana del 13 de Agosto cuando Ester, José Luis, Jesús, Benjamín y el que relata, José Ramón, iniciamos el recorrido de unos 10 km., no solamente para hacer ejercicio o conservarnos en forma sino también para visitar un paraje con historia para la Mancomunidad de las 13 Villas.
Sin duda fue en este lugar, La Hoyuela, donde se elegía el alcalde mayor de las 13 Villas. No es de extrañar, ya que las carreteras y comunicaciones de ahora no tienen mucho que ver con las sendas de entonces. Además el camino que cruzaba de Villanueva a Piqueras era más corto por Aldeanueva y el lugar más próximo a las 13 villas o pueblos era precisamente La Hoyuela (EL majadal de la Hoyuela). Por el momento no he podido averiguar si había alguna casa, corrales o chozos, pero se supone que algo existía por los cantorrales de piedras que, como veremos en las fotos, quedan por allí. Los documentos históricos nos dicen que el día de San Mateo se reunían en este lugar para elegir al Alcalde Mayor de las 13 Villas. (Ver el relato completo y fotos del territorio en LA WEB La Venta de Piqueras:

Descripción del recorrido
Iniciamos la salida por el camino llamado de “La Regadera”, entramos en la “Dehesa de las Matas” y en medio de un bosque de robles no muy antiguos, y en ocasiones con grandes claros en el terreno. No tardamos en llegar a un sitio dónde la leña cortada y apilada nos descubría el lugar dónde se dio “la corta de hogares” el año pasado. Fuimos subiendo por una vereda amplia marcada por vehículos de cuatro ruedas, al principio en dirección a Laguna y posteriormente desviándonos hacia la izquierda para llegar a una loma desde donde se divisaba el Horcajo. Continuamos hacia adelante hasta llegar al pinar plantado no hace muchas décadas e iniciamos una bajada que nos condujo a una zona especial para pastos, en el camino que conduce a Aldeanueva de Cameros. Había sido limpiada el año pasado, sin duda con un presupuesto considerable. Poco tardamos ya en llegar al barranco de la Hoyuela. y a continuación a subir por el majadal para buscar el lugar objetivo de nuestra salida.
No fue fácil la búsqueda por lo desfigurado del terreno con tanto matorral y después de tantas decenas e incluso centenares de años, pero los indicios encontrados creemos que pueden señalarnos el lugar del acontecimiento que se relata al principio.
La vuelta fue al inicio por el mismo lugar de la venida, aunque al poco tiempo seguimos el camino de La Aldea hacia El Horcajo y después de pasar por las praderas cercanas a este lugar, llegamos a las calles del pueblo dónde Jesús tanto jugaría de niño: El Horcajo. La fuente, seguro que tan concurrida en otros tiempos, y un paseo por sus calles no sirvieron para encontrar a ninguna persona; simplemente algunos canes nos dieron la bienvenida a su manera. Finalmente siguiendo la carretera llegamos a Lumbreras hacia las 2 de la tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada