15/12/09

EXCURSIÓN AL ACHICHUELO (Agosto 2009)

El Achichuelo


RECORRIDO: LUMBRERAS – EL ACHICHUELO
Llegó el día 11 de Agosto y como cada verano por estas fechas, un grupo de personas más o menos numeroso de Lumbreras, nos animamos a hacer un poco de ejercicio para recorrer parte de un camino milenario importante, este año “La Calzada o Vía Romana” hasta Villoslada, continuando después con el “Sendero de la Virgen”, hasta El Achichuelo.
Después de una foto del grupo, en la parte sur del pueblo, donde empieza la Calzada Romana que nos conducirá hasta Villoslada, empezamos la marcha. Pasamos al lado de los antiguos molinos, casi todos caídos por los años y por su ya olvidada historia; cruzamos la N-111, y llegamos por la ladera a un camino estrecho, pero muy limpio, que nos conduciría hasta la parte superior de una desecada.
A continuación salimos al camino forestal que lleva hasta el bello paraje de La Nava, ahora seco y agostado ofrece una visión muy diferente a la del invierno y primavera, que casi siempre es una laguna, por la abundancia de agua que acoge: La Laguna de la Nava.
Poco nos costó llegar a la portilla, que nos adentró en el término de Villoslada; pero más interesante fue pasar por un trayecto empedrado de Calzada Romana; es de los mejores conservados de La Rioja, y nos remonta como si se tratara de una lectura de un libro, a otras épocas, ahora con pinos alrededor nos impide verla de lejos, algo que hasta hace poco más de 100 años posiblemente pudiera suceder, pues el pino entonces aún no se había extendido por esta zona.
Poco tardamos, después de bajar una pendiente en llegar a un camino que nos condujo a Villoslada. Nada más pasar por el lado del frontón, seguimos el camino, a la izquierda, por el “Sendero de la Virgen”, y continuando con un ligero ascenso, llegamos a la sombra donde “tocaba” almorzar.
Tras un pequeño descanso merecido, reiniciamos la marcha continuando por el mismo sendero. Tras algunos arroyos, un pequeño puente de madera, varias intersecciones de caminos, por este sendero, a veces más amplio y otras más estrecho, llegamos al lugar de destino: El Achichuelo. Aunque algunos se animaron y subieron a Lomos de Orios, la mayoría preferimos disfrutar del paisaje del lugar y no cansarnos más.

Gracias a las mesas y sillas traídas por Lucio, pudimos descansar, comer, conversar y algunos jugar a las cartas, con comodidad, para tomar fuerza e iniciar la vuelta por la tarde. Aunque algunos prefirieron hacerlo en vehículo, otros que por la mañana no lo hicieron se animaron a hacer la vuelta caminando.
Y por el mismo sitio, y con el mismo ánimo se realizó el regreso ahondando un poco más en el conocimiento del “Sendero de la Virgen” hasta Villoslada y por “la Vía Romana” desde Villoslada hasta Lumbreras.
Una merienda-cena en San Martín fue el colofón de la jornada.

11/9/09

EXCURSIÓN DE LUMBRERAS A LA HOYUELA

LA HOYUELA
La importancia histórica de un enclave hoy irrelevante

Era la mañana del 13 de Agosto cuando Ester, José Luis, Jesús, Benjamín y el que relata, José Ramón, iniciamos el recorrido de unos 10 km., no solamente para hacer ejercicio o conservarnos en forma sino también para visitar un paraje con historia para la Mancomunidad de las 13 Villas.
Sin duda fue en este lugar, La Hoyuela, donde se elegía el alcalde mayor de las 13 Villas. No es de extrañar, ya que las carreteras y comunicaciones de ahora no tienen mucho que ver con las sendas de entonces. Además el camino que cruzaba de Villanueva a Piqueras era más corto por Aldeanueva y el lugar más próximo a las 13 villas o pueblos era precisamente La Hoyuela (EL majadal de la Hoyuela). Por el momento no he podido averiguar si había alguna casa, corrales o chozos, pero se supone que algo existía por los cantorrales de piedras que, como veremos en las fotos, quedan por allí. Los documentos históricos nos dicen que el día de San Mateo se reunían en este lugar para elegir al Alcalde Mayor de las 13 Villas. (Ver el relato completo y fotos del territorio en LA WEB La Venta de Piqueras:

Descripción del recorrido
Iniciamos la salida por el camino llamado de “La Regadera”, entramos en la “Dehesa de las Matas” y en medio de un bosque de robles no muy antiguos, y en ocasiones con grandes claros en el terreno. No tardamos en llegar a un sitio dónde la leña cortada y apilada nos descubría el lugar dónde se dio “la corta de hogares” el año pasado. Fuimos subiendo por una vereda amplia marcada por vehículos de cuatro ruedas, al principio en dirección a Laguna y posteriormente desviándonos hacia la izquierda para llegar a una loma desde donde se divisaba el Horcajo. Continuamos hacia adelante hasta llegar al pinar plantado no hace muchas décadas e iniciamos una bajada que nos condujo a una zona especial para pastos, en el camino que conduce a Aldeanueva de Cameros. Había sido limpiada el año pasado, sin duda con un presupuesto considerable. Poco tardamos ya en llegar al barranco de la Hoyuela. y a continuación a subir por el majadal para buscar el lugar objetivo de nuestra salida.
No fue fácil la búsqueda por lo desfigurado del terreno con tanto matorral y después de tantas decenas e incluso centenares de años, pero los indicios encontrados creemos que pueden señalarnos el lugar del acontecimiento que se relata al principio.
La vuelta fue al inicio por el mismo lugar de la venida, aunque al poco tiempo seguimos el camino de La Aldea hacia El Horcajo y después de pasar por las praderas cercanas a este lugar, llegamos a las calles del pueblo dónde Jesús tanto jugaría de niño: El Horcajo. La fuente, seguro que tan concurrida en otros tiempos, y un paseo por sus calles no sirvieron para encontrar a ninguna persona; simplemente algunos canes nos dieron la bienvenida a su manera. Finalmente siguiendo la carretera llegamos a Lumbreras hacia las 2 de la tarde.


Trayecto recorrido desde Lumbreras hasta La Hoyuela. Salida por la derecha en la imagen, y vuelta por El Horcajo.

Salida tranquila hacia las 9 de la mañana. Jesús reteniendo a su mascota, aunque su compañía nos resultó "agradable" durante toda la salida.

Nada más acabar la zona urbana, nos encontramos con el cartel indicativo de la Dehesa por dónde íbamos a iniciar el camino.

Entre robles y por un ancho camino comenzamos nuestra andada

Aunque la mayor parte está cubierta de roble, grandes "claros" naturales para pastos, encontramos por el camino.

Acercándolo con el zoom de la cámara, pero a lo lejos vemos El Horcajo, por dónde pasaremos a la vuelta.

Según vamos subiendo nos vamos adentrando en La Pineda. Al principio de la foto tenemos lo que se denominaba "La Pineda Labrada" y a lo lejos los "Montes de La Pineda".

10/9/09


En la zona semidespejada del centro a la derecha vemos la zona llamada La Hoyuela.

Eludiendo el pinar que no hace muchos años se plantó, vamos caminando por un pastizal recientemente desbrozado.

Llegada al Arroyo de La Hoyuela.

Estamos en la última parte del trayecto, comenzando la subida a La Hoyuela. (Fot. José Luis Elguea).

Inicio de una primera exploración del lugar.

Descanso y charla, antes de iniciar la búsqueda de forma más exhaustiva.

Lectura por parte de José Ramón, del proceso de elección del Alcalde-Presidente de la Hermandad de las 13 Villas, en este emplazamiento de La Hoyuela hace varios siglos. Ver el relato completo en esta Web La Venta de Piqueras.

Continua la búsqueda por lugares más próximos a un "regato" y donde hay más vegetación.

Por fin encontramos el lugar dónde fue construido por un pastor de Lumbreras, en las últimas décadas del siglo XX, un chozo para dormir al cuidado de las ovejas: Jesús y Benjamín se acuerdan de ello. Debido al inmenso matorral solamente se ve el contorno inicial del chozo que el pastor reconstruyó.

Cantorral, que después de centenares de años, puede esconder cantidad de secretos relacionados con la vida humana.

Más restos de posibles chozas o edificaciones.

La vuelta hacia Lumbreras caminando de nuevo, por la zona recuperada con su limpieza para pastos.

Un alto en el camino y una mirada hacia atrás nos recuerda que el majadal de La Hoyuela, ya casi desfigurado por la vegetación, está debajo del monte Horquín.

Unas grandes praderas, sin duda antes campos de cultivo, nos dan a entender que nos acercamos a El Horcajo.

La llegada a la fuente del núcleo urbano fue un alivio para calmar la sed y descansar un poco.Para conocer el pueblo ver EL HORCAJO DE CAMEROS en la web: El Horcajo de Cameros.

Un lugar céntrico recién pavimentado.

Jesús disfrutando por su pueblo y relatándonos lugares y acontecimientos.

Va finalizando la etapa, con Lumbreras ya al fondo.

6/6/09

EXCURSIÓN DESDE LAGUNA DE CAMEROS A LA VENTA DE CODÉS


Expectación y buen humor en el momento de la salida.

Descripción del recorrido

Una soleada mañana de Jueves Santo, con una temperatura ideal para hacer un recorrido por la montaña, nos reunimos un grupo cercano a las 50 personas en esta población. Era el 9 de abril del 2009, a las 9 de la mañana.
No era un día cualquiera, era el XX aniversario de una marcha que se al principio se iniciaba cada Jueves Santo en Logroño y acababa en Laguna. Este día comenzaba con unos propósitos más modestos (unos 16 km. en total), pero con una compañía más numerosa que entonces: La reducción del recorrido y la difusión durante estos últimos años ha ido aumentando la participación y la singularidad de cada trayecto anual.
Los “Amigos de la Casa del Tío Liborio” un año más, han diseñado el recorrido y han hecho posible que cada año se añadan senderistas nuevos como quien os presenta aquí el recorrido de la marcha.
El itinerario se inició después de la foto inicial de rigor. Continuamos por las empedradas calles del pueblo en dirección noroeste, pero debido a la rapidez inicial apenas pudimos ver los escudos y demás detalles de la arquitectura que jalonan sus calles.
Al principio la pendiente es continua, poco a poco Laguna se va haciendo invisible al quedarse en la hondonada y, según vamos subiendo, divisamos mejor los montes de alrededor.
Como la cuesta se hace sentir y los latidos del corazón ya se detectan, hacemos un alto en el camino en “Santa Marina” para respirar un poco y, seguimos después subiendo hasta llegar al paraje de “Las Minas”.
Continuamos con un pequeño descenso hasta llegar al arroyo de Tejada, que me trae a la memoria la historia del Solar, que tantos descendientes dejaron sus primitivos moradores, no solo en estos pueblos cercanos, (ver El Solar de Tejada y Lumbreras) sino y sin exagerar, en todo el mundo. Un poco después nos reunimos para agruparnos en la pista arreglada en los últimos años que conduce al Solar.
Y a continuación empezamos una subida no muy pronunciada, pero sí un poco larga, hasta llegar a “Admuel”: Un prado histórico y singular utilizado en la antigüedad por los ganaderos para sus encuentros.
Este punto tiene unas vistas excepcionales sobre parte del Valle del Iregua: Destaca la visión de Ortigosa y El Rasillo y abajo, relativamente cerca, Pinillos.
Tomando un pequeño respiro, continuamos dirección suroeste ascendiendo ligeramente entre los límites de Almarza y Laguna, pasando en ocasiones la alambrada y llegando no sin tardar mucho, a un magnífico y gran robledal, muy apropiado para que la vista disfrute y las fotografías nos recuerden los abundantes y originales ejemplares de robles centenarios, que existen.
Un poco más adelante llegamos a la cima más elevada del trayecto. Se pueden divisar San Lorenzo, Cebollera (el Pico y La Mesa) y los Picos de Urbión, con sus correspondientes capas de nieve.
La amplia Cañada Real Soriana Oriental (Ramal de Clavijo o Cañada Real de Clavijo) testigo de tantos años de trashumancia contribuyó a dirigirnos con seguridad hacia el punto más lejano de la marcha: “La Venta de Codés”.
Una especie de amplio majadal a 1390 m. de altitud, donde pudimos ver los restos de esta Venta. Almorzamos y descansamos convenientemente para luego continuar el descenso. Y mientras almorzábamos subieron desde Laguna y con dirección a Villanueva otros senderistas que viniendo por otro camino tenían como paso obligado este lugar.

La vuelta no fue por la vereda tradicional que utilizaron estos senderistas, sino dando un poco más de vuelta para aprovechar las buenas vistas. Pronto llegamos a una zona rocosa donde dicen que vivió escondido durante la Guerra Civil un laguchino perseguido.
A continuación, por una bajada pendiente y sin apenas sendero, llegamos a una pradera cercada que alimentaba a ganado vacuno y que nos aproximaba a la carretera San Andrés – Laguna. Un poco más adelante nos juntaríamos todos antes de llegar de nuevo al pueblo.
Y una comida en la Hospedería Rural de Camero Viejo sería el colofón para algunos de los participantes.

Trayecto recorrido desde Laguna de Cameros hasta la Venta de Codés y vuelta. La salida fue en dirección a Pinillos.

Imagen característica de Laguna de Cameros.

Calentamiento en las primeras cuestas.

Cuando sacas la foto, ¡Como no lo hagas rápido te quedas el último!

Los diferentes "caminos" conducen al mismo.

Las diferentes sendas se convierten en una.

Expléndidas praderas, con un suelo que se agradece al pisar sobre la hierba.

La hilera sufre los "cortes" habituales.

Arroyo de Tejada. Puedes ver la casa de los descendientes de Tejada en Logroño.http://cascoantiguodelogrono.blogspot.com/

Las aguas en este tiempo fluyen por muchos lugares.

Continua la subida.

Agrupamiento en la pista que conduce al Solar de Tejada.

Paso por otro barranco.

El camino en ocasiones, se hace estrecho y dificultoso.

Imágenes originales abundan por doquier.

A buen paso por senderos poco transitados.

Nuevo alto en el camino en "Admuel".

Imagen de El Rasillo y de Pinillos en la hondonada.

La subida continua.

Entramos en un gran robledal.

Robles centenarios reciben nuestra visita.

Alguien lo ha cortado hace tiempo. ¿Por qué lo ha dejado aquí?

No sabemos si rajado por un rayo, quemado o podrido..., aún le quedan fuerzas para seguir brotando.